EINA Centre Universitari de Disseny i Art de Barcelona. Adscrito a la UAB

Grado de Diseño

El grado de diseño de EINA está básicamente orientado al ejercicio de la profesión de diseñador en los campos del diseño gráfico, de interiores y de producto, y a conseguir la cualificación de creador visual o de especialista en los aspectos culturales y empresariales del diseño.

El diseño ocupa un lugar cada día más importante en nuestra sociedad. Hoy, los diseñadores participan activamente en la concepción y el desarrollo de todo tipo de servicios o productos. El trabajo del diseñador es decisivo en los procesos de innovación, permite incorporar valores sociales y ambientales, y aporta calidad cultural y estética a nuestro entorno. Precisamente por el papel que juega este profesional en la definición de imágenes, productos y espacios, ser diseñador requiere una formación muy completa. Además de dominar la técnica, es necesario que el diseñador interprete el contexto de actuación y que asuma responsabilidades creativas y directivas en el ejercicio de la actividad profesional.

La formación del grado de diseño de Eina garantiza el aprendizaje de habilidades para ejercer la práctica profesional del diseño, pero al mismo tiempo insiste en su carácter innovador, destaca la dimensión emprendedora de la profesión y asegura la adquisición de conocimientos culturales rigurosos y sólidos.

Objetivos académicos

Al término del grado de diseño, el estudiante tendrá que ser capaz de:

Perfil del estudiante de nuevo acceso


En el aprendizaje del diseño confluyen materias muy diversas, conocimientos y habilidades que proceden tanto de la expresión y la representación visual como de los dominios tecnológicos y científicos o de la capacidad de análisis y los conocimientos humanísticos. El diseño es una disciplina de síntesis y, por tanto, cualquier estudiante está capacitado para empezar estos estudios independientemente del bachillerato del que provenga o también si proviene de otros estudios que le permitan el ingreso en la universidad. Con todo, algunas habilidades y ciertos intereses pueden facilitar el desarrollo de estos estudios. Por ejemplo, hay que destacar la capacidad de observación, la predisposición a la innovación, la facilidad para la representación visual, la creatividad y la imaginación, la sensibilidad artística, la motivación a la hora utilizar nuevos recursos tecnológicos o la destreza técnica.

Salidas profesionales

La configuración de los estudios aporta los conocimientos y recursos necesarios para trabajar en un amplio abanico de sectores profesionales y, al mismo tiempo, permite ir orientando las vocaciones de los estudiantes y definiendo los campos más específicos de sus intereses laborales.

E I N A